Ambos Impostores. . .

-Usted, que ha adherido a Menem, podría hacer un paralelismo entre ambos.

-Kirchner tiene algo de Menem. Porque la construcción de poder político en la Argentina tiene mucho que ver con estos personajes, con los sujetos. La democracia argentina se divide por tres: los 80, Alfonsín; los 90, Menem; los 2000, Kirchner. Y hay dos poleas de transmisión: Cafiero y Duhalde. Pero las tres décadas tienen un propietario. Por más que yo lo impugne, le estoy dando un espacio y no lo vacío de ideología. Conozco a los personajes. Los conozco un poco como para atreverme a poner en el título Revolución imaginaria. Me resulta admirable el kirchnerista que habla todavía como si participara de una revolución. Eso es, culturalmente, muy atractivo: recitan indicadores todo el tiempo. El kirchnerismo tiene una complejidad que para asimilarla primero hay que entenderla. A ver... Un proyecto político que va a buscar los votos a La Matanza y las argumentaciones para su legitimidad a los intelectuales de Carta Abierta, aceptemos que, por lo menos, es un desafío para la inteligencia.

-¿Esta no es una característica muy peronista?

-En el caso de Kirchner hay una relación con el peronismo muy vergonzante, que no era la relación de Menem, por ejemplo. Los dos, en cierto modo, fueron impostores. Menem impostó, ayudado por un momento histórico, una especie de caracterología que Alfonsín bautizó de neoliberal. Y Kirchner impostó una especie de condición de progresista que nunca tuvo. El peronismo tiene mucho que ver con estas imposturas. La relación de Kirchner y Cristina con el peronismo es una relación utilitaria.


Asis mas alla de sus bigotes.deja esta reflexion sobre Menem,Kirchner y el peronismo, en una entrevista en la nacion del dia de hoy


Enviado desde Samsung tablet

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas