A los 5 años, el 98% de los niños podrían considerarse genios



“Los verdaderos desafíos a los que se enfrenta la humanidad solo se solucionarán confiriéndole el poder a los profesores creativos y entusiastas y estimulando la imaginación y la motivación de los alumnos”.
Ken Robinson

En que esquema político ves esto factible ?...  

A los 5 años, el 98% de los niños podrían considerarse genios: tienen una mente abierta, curiosidad, creatividad y pensamiento divergente. 10 años después ¿Cuántos mantienen esas capacidades?
El sistema educativo actual penaliza el riesgo creativo. Todo niño cree ciegamente en su propio talento porque no tienen ningún miedo a equivocarse hasta que el sistema les va enseñando poco a poco que el error existe y que deben avergonzarse de él. En palabras de Ken Robinson, experto en creatividad y calidad de la enseñanza “lo principal es animar a los niños a que sigan cualquier cosa que les entusiasme, sirva para lo que sirva. El entusiasmo es el aspecto principal que debe desarrollarse”.
Necesitamos un cambio radical en la educación que fomente la creatividad, la innovación y la colaboración en grupo. Son habilidades esenciales para los nuevos entornos laborales. Es necesario dar protagonismo en las aulas al pensamiento divergente, es decir, la capacidad de ver muchas posibles respuestas a una misma pregunta. Se trata de una habilidad que todos los niños tienen al nacer pero que van perdiendo a medida que crecen, no porque se hagan grandes sino porque son educados en un modelo que les dice que solo hay una respuesta correcta a la pregunta, la que dice el libro o el maestro.
Tenemos la necesidad urgente de una escuela diferente, que se anticipe al futuro o no tendrá razón de ser. Estamos viviendo un cambio estructural y de época. El mundo en el que vivirán nuestros hijos será muy diferente al de hoy y es imprescindible que la escuela les prepare para lo que vendrá sabiendo que lo que vendrá será muy diferente de lo que tenemos ahora.
Es importante otorgar un papel activo a los niños/as en la construcción del nuevo paradigma educativo. Ellos son los protagonistas de la educación. Es urgente crear ambientes que hagan emerger el talento de cada niño. Muchos especialistas coinciden en que la creatividad es hoy tan importante como la alfabetización y debería tener el mismo tratamiento en las escuelas.
La educación verdadera tiene lugar solamente en una atmósfera de libertad. Es imprescindible tener libertad de indagación, de expresión y de crecimiento como persona. En general, a los estudiantes debería permitírseles una auténtica selección de su proceso de aprendizaje. Su voz debería tener suficiente peso en determinar el currículum y los procedimientos disciplinarios, de acuerdo con su capacidad para asumir tal responsabilidad.
La escuela no debería tener aulas sino talleres y laboratorios, y los alumnos/as deberían moverse y pasar de un sitio al otro en función de sus intereses. La escuela podría estar dividida en espacios de ciencia, lectura, arte, música… Y juntar alumnos/as de todas las edades porque en la vida la gente está mezclada.
Tenemos que hacer una apuesta decidida por los maestros. En palabras de Ken Robinson: “Los sistemas de mayor éxito del mundo invierten en profesores. Las personas tienen más éxito cuando hay otras que entienden sus talentos, desafíos y habilidades. Los grandes profesores siempre han entendido que su verdadero papel no es enseñar una asignatura, sino tutelar a los alumnos”. Los resultados que cosecha el sistema educativo finlandés, referente internacional en materia educativa, se deben en gran medida al prestigio y respeto que la sociedad otorga a los maestros.
Pero Robinson va más allá diciendo que frente a la estandarización, “el plan de estudios tiene que ser personalizado. El aprendizaje acontece en la mente y el alma de los individuos, no en las bases de datos tipo test. Los procesos educativos actuales no tienen en cuenta los estilos individuales de aprendizaje ni el talento. De ese modo, ofenden al principio de individualidad.” Y concluye que “el futuro de la educación no está en estandarizar sino en personalizar”.
Ya no existe lugar para que la educación pública imponga una cultura estandarizada en una sociedad diversa. Las familias deberían tener acceso a una gran variedad de opciones educativas que permitan escuelas de aprendizaje personalizado, creando condiciones para que pueda florecer el talento natural de cada niña/o en el sistema de escuelas públicas.

http://www.pocapoc.org/educacionholistica/?cat=16&lang=es

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina