porque le gusta, no porque sea inevitable.

Siempre es inevitable el conflicto de intereses. Se lo
puede resolver por confrontación o por negociación. Se pueden conseguir
aumentos salariales por negociación o tomando la fabrica. Ninguna de
las dos opciones es automática o inevitable, las sociedades eligen qué
camino siguen, o crean las circunstancias que hacen una u otra
preferible. Un gobierno en que se le niega la entrada al velorio
oficial de un ex-presidente a opositores,en un edificio oficial que es
tan de la viuda como de cualquier ciudadano, elige la confrontación
porque le gusta, no porque sea inevitable.

http://adkintunparacambiar.blogspot.com/

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas