Un nuevo camino, ideas de siempre,SIN CLAUDICACIONES ETICAS



Suelo decir con frecuencia que no siempre son los mismos, los desafíos a los que se ven sometidas las sociedades a lo largo de su historia, en 1983 el principal desafío tenía que ver con terminar de manera definitiva con las dictaduras militares en el país y lo hicimos, no era una tarea sencilla.

No podíamos fallar en aquella ultima transición y lo hicimos, entre todos, fue una tarea conjunta de  los argentinos y lo hicimos además sin claudicaciones éticas.

Llevamos a la justicia de la democracia a los principales responsables de la dictadura más sangrienta de la historia argentina sin más fuerza que la fuerza de  nuestras convicciones democráticas.


La sociedad no soporta más. Sobre todo quienes soportan la pobreza y también la clase media, ven con angustia el futuro de sus hijos, no saben que será de ellos. No podemos ilusionar a la sociedad para que sufra un nuevo desencanto. No podremos resolverlos de la noche a la mañana, no se puede, por eso le vamos a tener que pedir a la sociedad que nos de tiempo, que nos acompañen, detrás de un proyecto reparador.

 La ejemplaridad nos obliga a no destratar las instituciones, a no ser sectario, a no ser autoritario, a no poner por encima del interés general los intereses sectoriales, a no ser demagogos y oportunistas,  la ejemplaridad nos obliga a ser verdaderos ciudadanos comprometidos con el interés general.

Muchachos, a veces dicen que los radicales o los socialistas somos exageradamente respetuosos  de las instituciones, nos acusan de fetichismo institucional. No comprenden la relación estrecha entre  república y progreso. Por eso cuando desde el gobierno se empeñan en destratar las instituciones, nosotros desde el radicalismo le decimos que Viva la república!!, que viva el federalismo, que viva la independencia de los poderes, que vivan el diálogo y el consenso en el país.

Dicen que genero dudas personalmente, porque no he tenido experiencia de gestión, que no he sido gobernador. 
Si hubieran vivido en los ´60 en Estados Unidos, jamás hubieran votado a Kennedy que tenia 43 años y jamás había sido ni intendente ni gobernador. Si hubieran vivido en Brasil, hubieran votado contra Lula que no había sido gobernador, en España jamás a Felipe que no había sido gobernador. Si hubieran vivido en Sudáfrica, jamás hubieran votado a Mandela que estuvo 30 años preso antes de ser presidente… Ellos saben que no es así…no somos nosotros un partido que venga a defender intereses sectoriales. No somos la ventanilla de reclamo de intereses sectoriales, el interés común nos preocupa a los radiales.

Fijense… si hubieran estado en los ´40, jamás lo hubieran votado a Perón que había sido un año y medio Secretario de Trabajo; que no había sido gobernador. Eso revela una ignorancia profunda en la cultura política argentina.

Qué otra virtud debe tener un presidente, ser humilde porque solo los humildes dialogan, no dialogan quienes se creen dueños de la verdad, nadie tiene la verdad política, vamos a dialogar y a buscar consenso, sin claudicar desde luego en nuestras convicciones.



Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas