La Mentira de Brightstar: "En Tierra del Fuego no ensamblamos, fabricamos"


El encabezado de  esta nota es desmentido en el  desarrolo de la misma , por el CEO de de la propia empresa.... seguimos comprando espejitos de colores...

Vamos a los datos que surgen de la propia nota...

1) Si ensamblan el 50% ya podemos hablar de MONOPOLIO y de por que el gobierno tomo las medidas que tomo. El siguente paso sería encontrar la conexion entre esta empresa, sus dueños y los funcionarios.

2) Si no exportan absolutamente nada quiere decir que no son competitivos y que esta FARSA esta montada para llenarse los bolsillos y perjudicar a todos los consumidores.

3) El estado es el que PIERDE con esta movida ya que si se importa entran dolares en concepto de aranceles a las arcas del estado pero con esta triangulacion ingresan sin pagar un solo dolar a Tierra `magica`del Fuego y despues al resto del pais sin haber pagado aranceles de importacion.
Por 1,2 y 3 es hora de que nos demos cuenta por que se aplican estas politicas que ATRASAN a toda la población y perjudican a 40 millones para sostener un puñado de puestos de trabajo en un lugar donde no hay nada para hacer y llenar los bolsillos de un empresario amigo del poder.



Dice textual "la parte de plásticos y electrónicos son importados". Osea, no son una fabrica de electronica, son una fabrica de cajas de carton.




Brightstar: "En Tierra del Fuego no ensamblamos, fabricamos" 




RedUSERS visitó las oficinas de Brightstar en la ciudad de Buenos Aires y entrevistamos a su CEO, Giampaolo Guarino, para conocer un poco más sobre la actividad de la empresa en la Argentina y los planes para este año.
En 2010 fabricamos el 60 por ciento de los teléfonos de Tierra del Fuego“, presenta credenciales Guarino, quien nació en Roma hace 40 años y desde 2008 vive en la Argentina. “Y utilizo la palabra fabricar porque muchos nos llaman ‘ensambladoras’ para quitarle importancia a las fábricas de la Isla. Trabajamos igual que los fabricantes de celulares de otros países. La integración vertical hace mucho tiempo que no se realiza más”, aclara el ejecutivo, quien además es vicepresidente de Brightstar para Latinoamérica.
Con respecto a la cantidad de elementos de fabricación local utilizados, Guarino indica “que es difícil de calcular, pero por ley deben hacerse con materiales 100% nacionales todos los componentes de papel que sean parte del proceso, como manuales, cajas y etiquetas” y agrega que “la parte de plásticos y electrónicos son importados“.
Brightstar emplea en la Argentina a unos 800 empleados, entre sus oficinas de Buenos Aires y su planta en Tierra del Fuego. “La mayoría son operarios que trabajan en la planta. Unas 200 personas trabajan en logística, administración, finanzas, operaciones en general, recursos humanos y sistemas, todas profesionales de un nivel educativo avanzado”, explica.
El caudal productivo de la empresa es bastante elevado si se tiene en cuenta el tamaño del mercado argentino. “En 2010, fabricamos 3,5 millones de unidades, y creemos que este año vamos a fabricar entre 5 y 6 millones, lo cual representa más de un 50% de la demanda total. Nuestra capacidad actual es de entre 450.000 y 500.000 unidades por mes. Y el mercado está creciendo“, se explaya Guarino.
Las marcas que produce Brightstar en Tierra del Fuego son Samsung, LG y Motorola, además de importar y ditribuir los equipos de BlackBerry y HTC. “Estas dos marcas tienen pensado fabricar en la Argentina. Es aventurado fijar una fecha, pero calculo que comenzarán a producirlos a partir del segundo semestre de este año“, adelanta en exclusiva para RedUSERS.

Cómo trabajan en Tierra de Fuego

Existen pocos datos sobre qué es lo que hacen las empresas en Tierra del Fuego. Guarino nuevamente evita hablar de “ensambladoras”, pues el ensamblado “es sólo una parte del proceso productivo”.
“El proceso industrial puede ser de distintas complejidades, que se dan por su naturaleza tecnológica. Si bien no hay componentes nacionales de insercción microelectrónica, sí hay elementos de ensamblaje, de testeo y de control de la calidad, que son comunes a un proceso industrial”, describe el ejecutivo.
Para la fabricación de celulares, hay dos etapas: el back end y el front end. “El back end comprende las máquinas de insercción de componentes electrónicos que son totalmente automáticas, no requieren mucha especialización ni mucha mano de obra y cumplen con los estándares internacionales. Paradójicamente, es la parte menos compleja de la producción. En la etapa del front end se termina juntando la plaqueta con todos los componentes electrónicos, que es la etapa donde es clave el trabajo de nuestros empleados. Éste es el proceso industrial que se hace en las fábricas de Tierra del Fuego”, indica Guarino.
Brightstar posee filiales en toda Latinoamérica, pero sólo tiene plantas de fabricación en la Argentina. Y aún así, no vende sus equipos al exterior. “No exportamos porque en esta etapa la producción está enfocada en el mercado argentino y no existen beneficios fiscales para la exportación. Es un tema que hay que discutir. Hoy, fabricar en la isla tiene un costo muy importante, especialmente si uno quiere exportar”, advierte Guarino.
Con respecto al régimen de producción en la Isla, el ejecutivo advierte que su experiencia es muy buena, pues dentro de sus reglas se puede crecer, pero hay cuestiones que resultan una traba para los fabricantes extranjeros. “HTC, que vende 20 millones de teléfonos anuales, no puede imaginarse poner una planta en la Argentina para producir 200 mil equipos. Lo mismo Nokia, que fabrica en el mundo más de 400 millones y tiene que hacer tres millones para el mercado local”, ejemplifica.
“No obstante, la Argentina es uno de los países a los que cualquier fabricante global envía productos, pero organizar todos sus sistemas, su “playing”, su parte industrial para un mercado tan chico es algo muy complejo. No es falta de voluntad, sino que es muy complicado y demora”, remata.

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina