Son lo mismo que Clarin...



El oficialista Tiempo Argentino publica hoy una nota en la que informa sobre una columna de opinión de un periodista (freelance) del New York Times sobre la recuperación económica argentina.

Vía una edición sesgada y arbitrariamente parcial, lo cual parece haberse convertido en práctica usual de “periodismo” militante ya (ejemplos aquí yaquí), se destacan únicamente las loas que realiza el periodista norteamericano residente en Buenos Aires.

Con malicia, se omite toda crítica y objeción que se realiza en su columna. No en vano, la nota de El Argentino se tituló “New York Times pide a Obama que se inspire en la Argentina”.

Transcribimos aquí algunas objeciones que no fueron reflejadas en El Argentino, como para darle al lector una visión más completa y menos parcialque la realizada por el medio del amigo Sergio:

(1) “Argentina has regained its prosperity partly out of dumb luck: a commodity price boom has vastly benefitted this soy, corn and wheat producer”.

Algo así como: “Argentina Argentina ha recuperado su prosperidad en parte por cuestión de suerte: un auge de los precios ha beneficiado enormemente a este productor de soja, maíz y trigo”.

- Para que quede claro: El periodista norteamericano pondera algunas decisiones económicas, pero menciona también el tan defenestrado por los oficialistas “viento de cola” que ciertamente ha influido en la recuperación de nuestra economía. En El Argentino se omite, vaya sorpresa, toda mención a este factor azaroso.

(2) “Of course, Argentina is far from perfect: the import and export taxes have scared away some foreign investment, while high spending has pushed inflation well over 20 percent. There are also problems with the way Argentina is run: corruption, government opacity, authoritarian tendencies, confiscatory taxes and a temptation to tweak unpleasant inflation statistics. And it would be laughable to suggest that the United States follow its lead and default on its debt".

Una perfectible traducción de Google: “Por supuesto, la Argentina está lejos de ser perfecta: la importación y los impuestos de exportación hanahuyentado la inversión extranjera, mientras que alto gasto ha impulsado lainflación a más de 20 por ciento. También hay problemas con la forma en que Argentina es gobernada: la corrupción, la opacidad del gobierno, las tendencias autoritarias, los impuestos confiscatorios y la tentación de retocar las desfavorables estadísticas de inflación. Y sería ridículo sugerir que los Estados Unidos sigan su ejemplo y defaulten su deuda”.

- En El Argentino no hay, por supuesto, ninguna mención a tantas imperfecciones y problemas que menciona New York Times. El lector de El Argentino, sin acceso a la nota original (directamente no hay link, vaya perplejidad de la conectividad 2.0), tendrá la falsa noción de que son todas loas las del diario neoyorquino, exento absolutamente de toda crítica. Y va quedando claro que esto no es así.

Pero lo mejor para el final, cual climax del periodismo militante. Así concluye la nota del NYT:

(3) “Argentina is hardly a perfect parallel for the United States. But the stark difference between its austere policies and low growth of the late 1990s and the pro-government, high-growth 2000s offers a test case for how to get an economy moving again. Washington would do well to pay attention”.

En criollo imperfecto: “Argentina no ofrece un perfecto paralelismo para los Estados Unidos. Pero la gran diferencia entre sus políticas de austeridad y el bajo crecimiento de la década de 1990 y el gobierno pro-, de alto crecimiento del 2000 ofrecen un caso de prueba para saber cómo conseguir una reactivación economómica. Washington haría bien en prestar atención".

Una edición más fiel y objetiva debería haber incluido alguna de las múltiples imperfecciones que se mencionan acerca de nuestro país, especialmente las económicas, dado el tenor principal de la noticia. En nuestra humilde opinión, nos hubiera parecido más idóneo un título como el siguiente:

A pesar de sus defectos, en EEUU se pide prestar atención al caso argentino”. Lo cual refleja el real espíritu de la nota original.

Lo hemos dicho antes: en lugar de presentarse como superadores, los medios oficialistas terminan empleando esos mismos artilugios que tanto le critican a Clarín. 

No les interesa la verdad, ni la objetividad, ni la política.... solo el poder... son como Clarín... pero mas cínicos...


FUENTE:
http://nosvemosen2011.blogspot.com/2011/09/las-omisiones-sospechosas-y-la.html



Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina