El Viernes 5/10/2012, Argentina volvió al 2001


El viernes tuvimos un default silencioso.




En 2007 el INDEC empezó a mentir con el IPC. La porción de la deuda pública ajustada al índice de precios fue, por lo tanto, repudiada parcialmente. El riesgo país de la Argentina, que había llegado a ser incluso inferior al de Brasil, empezó a superarlo con creces. Hoy la Argentina tiene un riesgo de 840 puntos, contra 140 de Brasil y 120 de Uruguay o México.
Acuérdense que el riesgo país no es una cuestión de calificadoras malignas ni que afecte principalmente a los extranjeros. Es el plus de interés que le cobrará un argentino a otro argentino para prestarle dinero, porque si el Estado está pagando ese plus sobre la tasa internacional no habrá motivo para no cobrárselo a tu primo.
El viernes tuvimos otro default silencioso.
Chaco pagó en pesos una deuda en dólares. “Fuentes del Banco Central” explicaron que no se trata de un caso aislado:
las emisiones locales en moneda extranjera de una jurisdicción [provincia] bajo legislación nacional y para residentes locales nunca tuvieron un código específico para acceder al mercado único y libre de cambios, por lo que esos distritos deberán pagar con dólares ya ahorrados o en pesos al tipo de cambio oficial
“Dólares ya ahorrados” no creo que tengan muchos las provincias. Por lo tanto, pagarán en pesos, a cambio oficial, sus deudas en dólares. Por lo tanto, pagarán menos que lo que se habían comprometido a pagar. Por lo tanto, las provincias argentinas acaban de reestructurar su deuda pública. Y recordemos lo siguiente:
Este es un prospecto de deuda de la provincia de San Luis en 1889 para intentar una colocación en el mercado parisino. Créase o no, lo consiguieron. Quizás los franceses se convencieron con esta mapa que acompañaba, mostrando a San Luis como nodo fundamental de transporte para la Argentina gracias a su ubicación central. El prospecto hablaba además de las enormes potencialidades para la agricultura y la ganadería:
Pero fíjense un dato: “Republique Argentine” aparecía más grande que “Gouvernment de Saint Louis”. Las provincias siempre han intentado atar la suerte de su crédito a la del gobierno nacional. Y en gran parte lo han logrado. Las grandes crisis de la deuda de 1890 y 2002 incluyeron, ambas, la nacionalización de las deudas provinciales. Quiero decir: ¿no afecta al crédito de la República Argentina que todo el endeudamiento en dólares de sus provincias sea pesificado, es decir, reestructurado?
Me parece que sí. Es un episodio más de la rana calentándose que nos contaba hace un tiempo Martín Lousteau. Son todas cositas que van sumando, que en el fárrago difícil de ordenar de novedades económicas no sabemos si son neutrales, un poco malas o muy malas. El 10 de enero de 2012 hablábamos aquí de la reaparición de los “permisos previos de importación”, después de décadas. La noticia se había publicado en el boletín oficial ese día. Pero fíjense en las home page de los diarios más importantes del país del 11 de enero: ClarínLa Nación – la noticia no figuró, pero habíamos cambiado de régimen económico. Pues bien, seguimos cambiando.
Y no crean que es poca la deuda provincial en dólares. En esta página hay 32 bonos provinciales en moneda extranjera, y sólo 7 en moneda local. Diez de los 24 distritos tienen emisiones en dólares o euros. Esos 10 distritos suman 28,8 millones de habitantes, un 72% de la población argentina.
Si estoy entendiendo bien, la cotización en pesos de estas deudas en moneda extranjera debería desplomarse. Hasta ahora, las deudas en dólares, cuya cotización se expresa en nuestra moneda, tenían implícito un tipo de cambio parecido al blue: si hoy lunes creías que mañana martes la Provincia de Buenos Aires te iba a pagar una deuda de 100 dólares en billetes, hoy ese título de deuda se cotizaba a unos 620 pesos. Pero con esta noticia debería pasar a cotizarse a 470.
La nota dice que “empresas y provincias” pesificarán sus deudas, suponemos que solamente las instrumentadas en bonos. Uno puede preguntarse: ¿qué obligaciones en dólares *no* se pesificarán? De momento las deudas nacionales y las deudas bancarias en dólares parecen a salvo. Pero lo peor de todo es que realmente no lo sabemos: es un gobierno pródigo en innovaciones.


Fuente:

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina