Narcotráfico, golpismo y reconfiguración del ejército en manos de Milani.


El sistema institucional y el papel de las fuerzas armadas.













Desde hace 25 años al menos, el papel de las fuerzas armadas se correspondió con lo normado en la constitución nacional, en relación en que son fuerzas subordinadas al presidente de la república y sin ninguna participación en asonadas golpistas.

Los últimos años están cambiando drásticamente la situación de la mano del general Milani y sus colaboradores de la especialidad de inteligencia ingenieros.

Quiero iniciar este editorial reivindicando las funciones históricas de las fuerzas armadas; la función y la organización de las fuerzas armadas deben ser reivindicadas, en el sentido de que las funciones y compromisos que demandan los nuevos y crecientes problemas que enfrenta la república en un mundo globalizado, donde las posibles agresiones son diferentes y se dan en espacios diferentes y es cierto que las fuerzas armadas deben asumir un nuevo rol que preservando su rol intransferibles de guardianes de la defensa de la integridad territorial, sean actores comprometidos con la sociedad civil en su camino de reconstruir la República. Coincido en que uno de los objetivos específicos es extender el significado de la defensa nacional a los acuíferos, a las riquezas fósiles y a los recursos de la extensa y rica plataforma marina; esta será una contribución significativa a la mejor utilización de los recursos de las fuerzas armadas, del mismo modo que sus operaciones en el sistema de apoyo a las funciones del estado en la paz, es también evidente que atento a la carencia absoluta de defensa civil de la nación, se podría conceder a las fuerzas armadas el rol de organizador de una defensa civil para casos de catástrofes como los que hemos vivido y que han dejado en el abandono más absoluto a millones de argentinos; esto supone recuperar  la dignidad de las fuerzas armadas humilladas y debilitadas de una manera irrazonable a través de carencia de presupuestos y degradación permanente de salarios, que se han cometido durante el gobierno de Cristina Kirchner, es decir no estamos hablando en contra de las fuerzas armadas, estamos hablando del rol de Milani y de Cristina Kirchner,  también de Nilda Garré, en la reconfiguración o en el intento de reconfiguración de fuerzas armadas que hagan inteligencia interna que conduce necesaria y inevitablemente a cualquier forma de golpismo.

Conocí a Milani en la mediación que tuvimos a partir de una demanda civil iniciada por el general contra mi persona, en razón de haber puesto en conocimiento de los jueces las irregularidades que en su patrimonio mostraban los diarios y que en suma significaba nada más que cumplir con mi deber de funcionaria pública ante el conocimientos de un presunto hecho delictivo, cuando me encontré frente a él, dueño de un cinismo incomparable algo me trajo el recuerdo de Massera, seductor del poder y además de las mujeres del poder, con una clara intención en su momento de convertirse en el almirante del pueblo. Las últimas declaraciones de Milani confirman mi sospecha; Milani, más allá de las funciones que tiene, está  usando a la presidenta de la nación para un proyecto personal.

¿Porque tanto generales para fuerzas armadas casi sin funciones y con elementos obsoletos?  la razón del aumento en el ascenso de generales la encontramos en el año 2013 donde fueron ascendidos y ocuparon, cooptaron la conducción del ejército y de las fuerzas armadas la línea que se identifica con el pensamiento político del general Milani. El general Milani es del arma de ingenieros y de la especialidad de inteligencia y con esta línea ocupó, coopto la conducción y no sólo esto, sino todas las cajas del ejército y el comando de las fuerzas armadas a través del general Carenas, perteneciente a inteligencia, que fue subordinado de Milani cuando este era director de inteligencia y el general Carenas era jefe de la central de reunión de información militar, del cual dependen las denominadas compañía tácticas (militares de inteligencia y civiles de inteligencia) esta herramienta utilizada para licuar los fondo reservados de inteligencia  y cumplir funciones como “la cámpora”, pero dentro del ejército. Carenas, tiene relaciones directas con Zannini a través de su esposa qué se relaciona con familiares y amigos de Zannini, Carenas, es un conocido hombre dentro del ejército argentino y no por sus virtudes. En el 2013 todos los ascendidos pertenecían a inteligencia de ingenieros. Para conectar el ejército con sectores  provenientes de otras armas y de otras ramas los ascendió a coroneles del Estado Mayor Conjunto, por el malestar en el ejército dado que todos los ascensos eran de ingenieros. De todos modos, las jefaturas quedaron en manos de este grupo que podríamos llamar “la cámpora del ejército” y así tenemos, según  información oficial que el general Carenas (inteligencia) actual jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Ferrari (ingenieros) es sub jefe del ejército y ex director de finanzas ,general Demaría (ingenieros más inteligencia) director de organización, general Mota (ingeniero más inteligencia) director de presupuesto (exdirector de personal y según mi información es uno de los mentores del sistema de eliminación interna), general Perez Berbain  (inteligencia) ahora director de inteligencia reemplazando a Milani. General Temperini  (inteligencia)comandante en Resistencia, es decir en el escudo norte,  general Lagos (inteligencia) comandante Río Gallegos, general Gurruchaga (ingenieros) director de inteligencia, general Vieyra director de personal y continuador de la política de nación en inteligencia interna, general  Brocca (ingenieros) comandante en Salta, en el escudo norte, general Zuri (ingeniero)director de finanzas, general Monteros ( ingenieros) director del ejército, general Paoli (ingenieros)  director de alistamiento, general Perez (ingenieros) comandante de Buenos Aires, general Vega (ingeniero)  agregado militar en Estados Unidos,  general Rodríguez (ingenieros) comandante de Córdoba escudo norte. Esta es la prueba irrefutable de como Milani coopto y no dirigió al ejército y todo ello lo hizo desde el lugar de director de inteligencia, de sus relaciones con la ministra Garré y luego con la presidenta, esto no es conducir el ejército esto es cooptar el ejército, en segundo lugar es indispensable considerar que en los últimos años bajo el período Garre y profundizado en el período Rossi, la mano de este general Milani y sus colaboradores de la especialidad de inteligencia, se crearon compañías de inteligencia táctica una por cada brigada existente a las cuáles para ocultar la verdadera actividad que realizan y en donde  participan personal militar y personal civil de inteligencia les superpusieron como máscara la misma misión de los elementos de la formación ya existentes,  estas compañías de inteligencia táctica no responden al jefe de la unidad territorial correspondiente como el resto del ejército, y sólo informan a sus jefes territoriales las operaciones militares en materia externa y  las condiciones meteorológicas en el sector de operaciones militares convencionales.

Estas organizaciones de inteligencia que son las viejas organizaciones del proceso, funcionan como compañía de inteligencia táctica con especialistas militares de inteligencia y personal civil de
 inteligencia están opuestas en un cien por cien a las funciones que realiza un elemento de exploración que son conducidos como el resto de las organizaciones de combate por su comandante, este es el personal más beneficiado del escudo del norte ya que tienen prioridad para esa  actividad, detrás se esconde doble sueldo arbitrariamente repartido y su verdadera utilidad, es decir caja para alguien. Todos ellos solo reportan a CRIM que es la central de información militar con sede en Campo de Mayo, que guiaba  Carenas, ahora jefe del estado mayor conjunto, éste es el que procesa toda la información de esas organizaciones que lo único que hacen es inteligencia interna, prensa, diarios, radios, estos medios son financiados con presupuestos como unidades normales a los que se suman los gastos a través del presupuesto de inteligencia. Lo cierto es que el ejército argentino dispone de organizaciones de exploración y planeación con funciones cien por ciento convencionales conducidas por profesionales militares honestos y que no están politizados, entonces ¿cuáles son las actividades que realizan estas organizaciones en forma paralela a la cadena de mando? No hay otra respuesta que a inteligencia interna, prohibida por la ley de seguridad recopilar datos de políticos propios y opositores, empresarios, sindicalistas, algo que entusiasmaba a Nilda Garré y fascina a la presidenta de la República, sobre todo después de la ruptura del servicio de inteligencia del estado.

Si son estas las compañías tácticas que van a asesorar en materia de narcotráfico a fuerzas especializadas como gendarmería, o se trata de un chiste o de un gran negocio para tener poder sobre toda la Argentina.
“Cuanto peor mejor” decía la JP al principio del 76, “Cuanto peor mejor “parece decir la presidenta y por si esto fuera poco Milani la está usando, como usaba Massera a Isabelita.



¿Será por eso que tanto Macri como Scioli salieron a apoyar la intervención de Milani en el combate al narcotráfico?


Les pido que difundan, para que circule en las redes. ¡Gracias!
Un beso. Lilita @elisacarrio

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas