El peor momento económico y político de Cristina desde que asumió.

Cristina se transformó en Chávez – 1 de octubre 2014

http://alfredoleuco.com.ar/2014/10/cristina-se-transformo-en-chavez-1-de-octubre-2014/


Estás desbocados los muchachos. Desesperados. diría yo. El Coqui, es una suerte de loro que repite lo que Cristina dice :que estamos en pleno golpismo activo con actitudes de cipayaje siempre de la mano del enemigo y de las potencias. Quien fuera menemista y cavallista de la primera hora la remató acusando de “auténticos ladrones” a los operadores de cable.
El ministro de Justicia, Julio Alak, quien fuera menemista de la primera hora, dijo que el discurso de Cristina fue el mas importante de la historia argentina por su valiente antimperialismo y por su denuncia de los poderes económicos concentrados. Coincido sólo en una cosa: las palabras de Cristina quedarán en la historia como el ingreso definitivo a la última etapa chavista de su gobierno: la de la caza de brujas, la de la persecusión. La situación es peligrosa y dramática: estamos en el peor momento económico y político de Cristina desde que asumió. Tal vez por eso la presidenta fugó hacia adelante haciendo denuncias tan imaginarias como escandalosas. Dijo ayer Cristina que los Estados Unidos la quieren asesinar o por lo menos poner presa y que hay un operativo de pinzas con empresarios argentinos que quieren voltear su gobierno. No se anduvo con chiquitas a la hora de victimizarse. Viene redoblando la apuesta todos los días. Su administración es un barco a la deriva lleno de agujeros. Pero ella pone cada vez mas alto el listón de las acusaciones. Ya llegó al techo. ¿Que es lo que sigue? ¿Que mas se viene?
Una embestida fuerte que puede incluso incluir la cárcel contra aquellas personas que ella considera que están conspirando contra la democracia. No creo que a Barck Obama o al juez Griesa los pueda castigar. Pero tal vez el embajador Kevin Sullivian pague alguna consecuencia. O los dueños de los bancos Mariva, Macro, Patagonia y hasta el Itaú, que es el banco mas poderoso de Brasil y que mueve tanto dinero como todo el sistema argentino. Un detalle: la presidente no supo ni pronunciar el nombre del banco. Lo acentuó en la letra “a”. Otra muestra de lo floja de papeles que estaba la denuncia del complot. También involucró a los sojeros que perdieron plata a lo pavote, igual que ella misma cuando vendió los dólares para dar el ejemplo y se le esfumaron 11 millones de pesos en esa jugada. Volvió contra las automotrices que “encanutan” los autos y por supuesto contra los medios de comunicación que le quieren hacer creer a la gente que todo anda mal.
Es grave la negación de la realidad. La diputada Laura Alonso se ánimo a decir lo que mucha gente piensa: que Cristina entro en su etapa delirante. Varios la compararon con Nicolas Maduro que es un Chavez mas degradado que suele hablar con un pajarito que no es Twitter.
La presidenta llega al límite casi bizarro de decir que la economía anda bien cuando todos los indicadores dicen que las cosas andan muy mal. Por lo la pregunta es: ¿Que podemos esperar para lo que resta de su gestión? Mas de lo mismo. Mas inflación, mas recesión, mas desocupación, mas pobreza y por supuesto mas hostilidad y ataques contra todos los que no pertenezcan a su guardia pretoriana de La Cámpora. Hasta el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fabrega ligó un cachetazo. No se sabe si va a renunciar por estas horas. Es un misterio el monto de humillaciones que una persona está dispuesta a soportar.
Pero la clave del discurso de Cristina está en su mensaje a la militancia. Les pidió organizarse cada vez mas para defender a la Argentina de los golpistas y criminales. Es una manera de decirles que se preparen porque van a pasar a la acción. Es lo único que le falta a Cristina para convertirse en la versión femenina de Hugo Chávez. Hacer tronar el escarmiento. Meter preso a algún empresario, a un par de dirigentes opositores. ¿Porque no a un periodista? Que no mire para el lado de radio Buitre, por favor.
Con la salida de Roberto Lavagna, el kirchnerismo se había convertido en la etapa infantil del peronismo. Pero ahora, parece que estamos transitando la etapa chavista del cristinismo. Cada día mas aislados del mundo. Cada día mas lejos de la realidad. Cada día mas cerca de las mentiras y los relatos heróicos. Cristina dijo que nunca se llegó tan lejos en el disparate. Permitame que utilice sus propias palabras para contestarle: ¿Y Boston?

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas