Que caga... la ley de Medios no se aplica en España ....

Cristina Fernández. | ELMUNDO.es

El dilema político de Cristina Fernández


En la noche de Año Nuevo, las luces del refugio campestre de los Kirchner-Fernández en El Calafate estuvieron apagadas. Fue el primer festejo en que los vecinos de la localidad turística no vieron a los políticos y empresarios haciendo fila para saludar a los anfitriones.
La presidente Cristina Fernández no quiere saber nada de la casa donde hace 70 días falleció su esposo. Poco antes del 31 de diciembre, ella y Héctor Patriagini, quien fuera el guardaespaldas de Néstor Kirchnerdesde el 2002 hasta el fatídico 27 de octubre, recogieron de allí unos enseres y bajaron las persianas como quien baja el telón de un escenario.
Cristina cerró el 2010 en la casona recién adquirida de Barrio Jardín en Río Gallegos, la ciudad sureña donde nació el difunto. La acompañaron los miembros del pequeño grupo que le sirve de red afectiva: sus hijos Máximo y Florencia, la madre de Néstor, María Ostoic –a sus 90 años, un monumento al estoicismo- Ofelia Wilhem, la madre de Cristina, Alicia Kirchner, hermana del ex presidente y Giselle, la hermana mayor de la presidente.
Con esta última, la jefa del Gobierno reanudó la relación que tenían hace unos veinte años, antes de que Cristina se zambullera en la política. Con Alicia Kirchner se veían a menudo, pues la hermana de Néstor ocupa un escaño en el Senado y es ministra de Seguridad Social. Pero el vínculo entre ambas sólo se estrechó después de la muerte de aquél.

Quienes la apañan

En la Casa Rosada se comenta que Alicia fue el paño de lágrimas de la presidente en la primera etapa de su duelo y ahora es quien escucha sus enojos, sus reniegos contra lo que le deparó la suerte.
Naturalmente, la viuda se apoya principalmente en sus hijos, pero la relación con ellos es compleja. Cristina trata de convencer a Máximo de que cumpla con el papel de heredero del legado de Kirchner, asumiendo un mayor protagonismo en la política. Pero el joven es reticente a ese proyecto.
"'El Gordo' (así lo apodan) le tiene alergia al ajetreo de Buenos Aires. Él se siente a gusto en el estudio inmobiliario de Río Gallegos, desde donde maneja los negocios de la familia, y compartiendo unas cervezas con los muchachos en el Belfast, un pub de estilo irlandés en el centro del pueblo. En una conversación con su madre, Máximo le dijo que puede contar con él para lo que sea menos para meterse en los zapatos de su padre", contó un amigo a la revista Noticias.
En cuanto a Florencia, la pérdida de su padre ha hecho madurar a la niña consentida. Ella está dispuesta a dejar Nueva York para proseguir sus estudios de Cine en Buenos Aires, cerca de su madre.

Que deje la política

Pero a cambio de sacrificar su vida de chica cosmopolita, Florencia le exige a Cristina que renuncie a la idea de presentarse a la reelección en los comicios de octubre del 2011. La demanda de la joven implicaría que su mamá abandone la política, pues no hay otro camino en ese terreno, que no la conduzca de nuevo a la Casa Rosada.
La tentación de hacerlo debe ser considerable pues, como sabe todo el mundo, Néstor le resolvía la mayor parte de los problemas al ejercer como una especie de primer ministro, aunque en Argentina no es reconocida esa función.
Es más, con el paso del tiempo se ha venido a saber que la vida social del matrimonio –siempre dentro de la esfera política- también corría por cuenta de esa fuente inagotable de energía que era Néstor.
"Él le organizaba desde los cumpleaños hasta las reuniones de fin de semana en la Quinta de Olivos (residencia presidencial). Primero, el señorKirchner jugaba al fútbol con los invitados varones y después preparaba un asado y se quedaban en la terraza hasta después de medianoche", contó un empleado de la casa a revista que citábamos.
En resumen, los más o menos allegados a la protagonista de este drama se dividen en dos bandos. De un lado está la familia y los colaboradores más íntimos, tratando de persuadirla para comience una nueva etapa fuera de la política. Del otro lado, los ultrakirchneristas quienes invocando la memoria del desaparecido, apelan a su sentido del deber para que se mantenga firme en el timón.
El argumento que esgrimen está inscrito en encuestas como las que realizó la consultora Managment & Fit, donde la intención de voto a Cristina es de un 29%, superior a la de sus rivales y muy por encima de la que obtendría cualquier figura de su partido. En realidad, la viuda de Kirchner es la única persona capaz de mantener al kirchnerismo en el poder.
El tiempo transcurre rápidamente y los políticos de la oposición que ambicionan su puesto ya han anunciado sus candidaturas. Se agota el plazo para que la presidenta decida qué rumbo tomar. Si el que le dicta su conciencia política o el que le señalan los que verdaderamente se preocupan de la mujer que está detrás del cargo.

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas