Asignación No Universal al Deme Dos es bastante más generosa que la Asignación Universal Por Hijo




Asignación No Universal al Déme Dos



Desde que nací (1973), todos los gobiernos dejan una bombita prendida o terminan con una que les explota: el Rodrigazo, la crisis de la tablita, la hiperinflación, el 2001, y este lento arrastrarse por un nuevo episodio de atraso cambiario, una bombilla alrededor de la cual Moreno va construyendo unos muros. Hasta que no se desactive (nada fácil, y quizá imposible para este gobierno) o no explote (unificación cambiaria, aumentos de tarifas, salto inflacionario) tendremos crecimento bajo. ¿O alguien pone su dinero al lado de una caja que hace tic-tac?
Quería resaltar un aspecto específico de este nuevo episodio de atraso cambiario.
En las anteriores encarnaciones del Déme Dos (la tablita, los noventa) la lógica de “viajemos mientras dure” tenía un componente de racionalidad cuestionable o, si se quiere, de expectativas erradas. En el 1 a 1, por ejemplo, mucha gente viajaba y gastaba sus dólares en el exterior, y lo hacía porque conseguir esos dólares le resultaba barato: como los salarios en dólares eran relativamente altos, no le costaba tanto conseguirlos. Ahora bien: explotado todo en 2001, y mirando retrospectivamente: ¿había sido razonable gastarse esos dólares a la ligera, siendo que de repente se valorizaban con la devaluación?

En idioma nerd: ¿tenía sentido gastar dólares con el argumento de que no eran muchos comparados con el ingreso corriente, cuando lo que en realidad debe importar es el flujo de ingresos a lo largo de tu vida? Con esos dólares gastados en Disney en los 90s te podías haber comprado medio departamento en la sombría Buenos Aires de 2002. Viajar en 2002 al exterior costaba los mismos dólares que viajar en 1997, y por lo tanto representaba una reducción idéntica de tu “riqueza intertemporal”: tantos dólares. Lo que nos dimos cuenta en 2002 es que nuestra “riqueza intertemporal”, nuestra capacidad de largo plazo de generación de dólares, había bajado bruscamente.
Se puede contra-argumentar, con razón: “Pero la opción era Disney o Mar del Plata; era España o San Martín de los Andres; como me iba a ir de viaje de todos modos, tenía más sentido elegir el destino relativamente abaratado” Es posible, aunque también discutible; si los argentinos hubiéramos sabido de antemano en los 90 que nuestra capacidad de generar dólares iba a disminuir mucho, deberíamos haber gastado menos dólares en total, cierto es que con un sesgo a no gastarlo en el país sino afuera.
Pero quería decir otra cosa: en la situación actual, viajar al exterior no sólo es más barato “porque la Argentina está cara en dólares”, como ocurrió con la tablita y con la convertibilidad, sino además por un factor extra: el mundo se abarató en dólares para los argentinos por el control de cambios. Creo que estoy diciendo de manera rara una cosa obvia, pero no importa. Lo que estoy diciendo es: viajar hoy al exterior *te resta menos dólares a tu riqueza* que los que te resta en cualquier momento normal (de tipo de cambio único) porque lo que vale un dólar en Miami en realidad te cuesta 1*5,70/9,20= 60 centavos de dólar. OK, con el impuesto a la tarjeta (que no es del todo un impuesto) es un poco más; digamos que promediando todo, promediando que quizás podés pedirle dólares a Moreno antes de viajar, podés ahorrar un 30%. Sí, el gobierno nos está diciendo: “Para vacaciones en el resto del mundo, descuento de 30%!”. La Gran Willy.
Por supuesto, el descuento no lo paga el mundo, sino los argentinos que no viajan a los argentinos que viajan. Estamos hablando de cifras escalofriantes: en el primer semestre del año los argentinos gastaron en el exterior 5400 millones de dólares. Supongamos 10.000 millones al año, y supongamos que se está dando un subsidio (redondeando) de 3 pesos a cada uno de esos dólares gastados. Son 30.000 millones de pesos. Si Pravda/12 está en lo cierto, en la Asignación por Hijo se gastan 18.750 millones al año.
Sí señores, la Asignación No Universal al Deme Dos es bastante más generosa que la Asignación Universal Por Hijo. Paradojas de la inclusión.

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina