Las razones de la rana para quedarse en la olla

La rana tiene mucho calor, pero prende el aire que compró en cuotas, junto al LED de 32......

Por 

¿Por qué la rana en la olla queda hervida sin atreverse a saltar? Por la gradualidad con la que le van subiendo... la inflación y la pobreza. ¿Cómo es posible que nuestra amiga anfibia vea que la línea roja del termómetro crece y aun así se quede quieta? Porque el Gobierno ganó batallas culturales decisivas, que en ella y en el inconsciente colectivo quedaron fijadas en las siguientes máximas. Póngale a cada frase, querido lector, la voz del funcionario K preferido:
1) "Es mejor tener inflación que desocupación." (Lograron instalar que son opuestos necesarios)
2) "Sólo el peronismo puede gobernar. Es cierto que todavía quedan «núcleos duros de pobreza», pero ¿acaso la Alianza lo hizo mejor? ¿Recordás el final de De la Rúa, con la gente yendo a los clubes del trueque? ¿Ya te olvidaste de que había que comprar detergente genérico llevando el recipiente y pagando en patacones? ¡Si la rana quiere saltar, que salte! Pero fuera de la olla está el vacío (de poder)."
3) "Ojo con volver a 2001, ¡pero también a los 90! Si gana Macri va a privatizar todo." (Menos la salud de Cristina, que ella reprivatizó en el Otamendi. Aquí un apartado: en 2003, Néstor Kirchner había dicho que elegía el hospital Argerich para atenderse en caso de emergencia y llegó a refaccionar la "suite presidencial". Pero un par de años después, la salud presidencial, que Néstor había "estatizado" orgullosamente, fue reprivatizada. No hubo década ganada, ni soja, ni viento de cola, ni modelo de matriz diversificada, ni superávits gemelos récord que internaran de vuelta a un Kirchner en una cama gratuita. Esta semana que pasó nos regaló una imagen: una silla de plástico de jardín, atornillada a un soporte de cuatro ruedas y un enfermero intentando que la "silla de ruedas" no se rompa y que el paciente no se caiga. Ésa es hoy la "operación de alta complejidad" en un hospital público. Por suerte no siempre ni en todos los hospitales.)
La rana, sumisa, sigue escuchando las máximas, mientras la cocinan "a fuego lento", como diría Horacio Salgán. Claro que acá no hay 2x4. Hay 3x4. Doce años de tango kirchnerista.
4)"Sólo los peronistas tenemos vocación real de poder. Los que acusan a Cristina de dividir, que les pregunten a los de UNEN por Lilita. Carrió hablaba de «parto maravilloso» e hizo un «pacto maravilloso» con Macri."
5) "Para hacer política hay que tener plata. Si no, te condicionan las corporaciones." Como a María Julia la "corpo judicial" le remató su petit hotel, los Kirchner, precavidos, construyeron 103 habitaciones en el Alto Calafate. Para que no los condicionen.
6) "¿Qué tiene de malo que en los 90 Néstor y Cristina hayan avalado la privatización de YPF? Son coyunturas históricas. Al principio de su carrera, San Martín también luchó para España contra Napoleón."
La rana tiene mucho calor, pero prende el aire que compró en cuotas, junto al LED de 32. ¿Qué dice el noticiero? Que en el Congreso votaron el Día Nacional de la Identidad Villera.
¿El proyecto kirchnerista contempla la erradicación urgente de las villas? No, contempla la erradicación urgente de la estigmatización de la palabra "villero". No llegan las cloacas, pero llega la ayuda semántica.
Ahora es tiempo de la conferencia de prensa matutina:
-¿Qué opina de que estén hirviendo a la rana en la olla, señor jefe de Gabinete?
-Olla es una denominación malintencionada de los medios hegemónicos. Para nosotros es un hidromasaje

http://www.lanacion.com.ar/1743859-las-razones-de-la-rana-para-quedarse-en-la-olla

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina

Las máximas Sanmartinianas