Un buen Bernardo nunca tiene pasado....

BERNARDOS 2 (La columna de Lanata en Libre 13-06)

Los Bernardos no tienen pasado: nacieron poco, relucientes, en algún hotel de El Calafate. Su paradigma, el Bernardo original, hacia lo mismo: recordaba días atrás Pablo Sirvén en La Nación que Neustadt “fue jefe de prensa del Consejo Superior Peronista y fue ascendido a medida que el régimen se desmoronaba: pasó a la secretaria de estado de Asuntos Políticos, luego fue promovido a Director General de Relaciones con el pueblo, para terminar como secretario privado del vicepresidente de la Nación, el contra Almirante Alberto Tessaire (El primer alto funcionario que se dió vuelta en cuanto el gobierno cayó)”.
Los nuevos Bernardos aprendieron la lección: hace unos días, el aparato de propaganda K seis, siete, Rocho llevó a Enrique Vázquez para fustigar a Chiche Gelblung, Vázquez, tan preocupado por acusar a Gelblung de colaboración con la dictadura, olvido mencionar su propio desempeño como Secretario de Redacción en Somos durante los mismos años. Victimas de otros olvidos que ya veremos, los integrantes de seis, siete, Rocho – cómplices o ignorantes – tampoco le preguntaron nada. Vázquez ex subdirector de Radio Nacional K participa de un exitoso programa en las mañanas de canal 7: Con Sentido Público, con 0,6 puntos de encendido (Es obvio que el público en una clara maniobra desestabilizadora prefiere ver Chiquititas, Panam Corazón o Desayuno Americano).
Si bien Gente fue una de las columnas del aparato periodístico de la dictadura, Somos era la frutilla del postre: más elitista y enfocada exclusivamente en la política, formó parte del festín de los servicios de inteligencia de los años de plomo. Para el ex director de El porteño, Gabriel Levinas, Somos fue “El órgano oficial del ejército Argentino”. Levinas recopiló hace un tiempo aquellos años de ejercicio “profesional” de Enrique Vázquez en un editorial de Radio Cooperativa: Vázquez, como secretario de redacción, fue responsable de aquella tapa – Un país que cambió – donde el dictador Videla gritaba eufórico el triunfo del mundial 78. “En el número 157 de 21 de septiembre de 1979″, sigue Levinas, “Vázquez entrevistó a uno de los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que visitaba la Argentina: ¿que vienen a hacer acá?, ¿Están al tanto de la campaña anti Argentina en el exterior?, ¿La Comisión dirá que aquí se vive normalmente?”.
Al año siguiente entrevistó al General Augusto Pinochet; de aquel encuentro se conserva una foto en la que ambos, sonrientes, se estrechan la mano. Recuerda Levinas que Vázquez en aquellos años publicó notas que elogiaban las dictaduras de El Salvador y Guatemala, y donde se fustigaba a los Sandinistas. Sin embargo, frente a las cámaras de 6,7, Rocho solo dijo de si mismo: “Los periodistas que tuvimos que trabajar en medios comerciales en aquella época…”. Y nadie le preguntó nada. Es cierto, hacerlo hubiera sido mirarse al espejo: – Diego Gvirtz produjo durante varios años TVR en canal 13. (años, claro, en los que el monopolio no era tal, Papel Prensa no existía y los nietos retozaban en el campo).
-Barone trabajó en Clarín en el primer año de la dictadura, y en los últimos tres. Más allá de haber dirigido el periódico menemista Extra, haber escrito en Ámbito Financiero y durante casi una decada, en La Nación.
-Luciano Galende, trabajó algunos años en canal 13, en el recordado programa de Jorge Ginzburg.
-Sandra Russo formó parte del equipo de Radio Mitre y también lo hizo Barragán.
- Nora Veiras, aunque trabajó en Clarín, prefería mirar para otro lado: se mantuvo en Pagina/12 cuando el diario fue comprado por el grupo.
¿Quién podría haberle dicho algo a Vázquez? Un buen Bernardo nunca tiene pasado.

Entradas populares de este blog

linea de tiempo con los hechos más importantes de la historia de Argentina